Fútbol femenino español: al borde de algo grande

Fútbol femenino español: al borde de algo grande

diciembre 10, 2019 Desactivado Por Club Amurrio

A pesar de que España perdió las esperanzas en la Copa Mundial Femenina de 2015, lo que pareció el fin pronto se convirtió en otra cosa. Brotó una historia nueva, oculta tras bastidores durante más de 25 años sobre un grupo de mujeres que querían más, atadas por una organización que no creía en ellas o en lo que hacían.

Imagínate una selección nacional dirigida por el mismo DT durante 27 años, que nunca fue responsable del rendimiento de su equipo, ni elaboró un plan de desarrollo adecuado y que tampoco buscaba a las mejores jugadoras. Agrega totalitarismo, condescendencia y una total falta de respeto hacia las jugadoras. Mezcla todo y añade una federación que pasa por alto las quejas formales de las jugadoras sobre la forma en que se dirige el equipo. Por último, súmale el temor de no ser llamada de nuevo si, como jugadora, alguna vez decides hablar de la situación. Ahí tienes a la selección femenina de España.

La historia de la modesta contribución de España al fútbol femenino tiene que ver con la selección nacional y con su liga, establecida en 1988. El crecimiento a lo largo de los años fue lento hasta que alcanzó su mejor momento antes de que la crisis económica golpeara a España en 2012.

Ahí todo se detuvo. La mayoría de los equipos recortaron fondos y terminaron los contratos que firmaron. Casi todas las jugadoras volvieron a ser aficionadas, sin sueldo y trabajando duro para equilibrar de forma regular su trabajo diario y el entrenamiento. Pero en los últimos años, la situación dentro de la liga volvió a mejorar, reflejándose esto también en la selección nacional.

Logros a la vista

La Copa del Mundo de 2015 fue el debut de España en la competición más importante del fútbol femenino. La clasificación fue una gran mejora para ésta, y los medios de comunicación comenzaron a hablar de la evolución del fútbol femenino en el país.

Si algo bueno salió de la Copa Mundial de 2015 fue que hubo un pequeño pero significativo interés por parte de los medios.

En el presente, la selección cuenta con el apoyo de la Federación, que firmó un acuerdo de patrocinio con Iberdrola, una de las principales compañías energéticas del país, busca partidos amistosos e incluso un puesto en la Copa del Algarve.

También la Liga, que dirige la competición masculina, se hizo cargo de la liga femenina. En conjunto elaboraron un plan de acción para hacer crecer el juego, una sólida estrategia de marketing para aumentar la concienciación y un acuerdo televisivo para retransmitir tres partidos a la semana. Con esto, la cobertura mediática mejoró, con una mayor exposición en todos los medios de comunicación.

Aunque los equipos que cuentan con el respaldo de un equipo de fútbol masculino, como el FC Barcelona o el Athletic Club, tienen apoyo financiero (y los más pequeños no), como mínimo, significó mejores condiciones generales para los equipos y las jugadoras.

Después de muchos años de esperar a que la Federación se tomara en serio el fútbol femenino, la Liga al fin tomó la iniciativa, trabajando estrechamente con los equipos para apoyar tanto el juego como a las jugadoras.